Identificación

Certificado de Cuotas de 2022

Colegiados de Honor 2023

    Aula Virtual

 Red Gaditana de      Cooperación

Cádiz será sede del 33 Congreso de Salud Mental del 16 al 18 de marzo

Cartel-33-CongresoLa Asociación Nacional de Enfermería de Salud Mental (ANESM) celebra su próximo encuentro en el Palacio de Congresos de la capital gaditana bajo el lema «Las enfermeras de Salud Mental avanzando: retos y soluciones”. El presidente de la ANESM, Francisco Megías-Lizancos señala que en este congreso no sólo están invitados los miembros del ámbito de la profesión de los cuidados, sino que también tienen cabida otros muchos profesionales de las Ciencias de la Salud interesados en la materia.

Faltan unos días para el Congreso, ¿Cómo va la inscripción?

En la actualidad el número de solicitudes de inscripción ronda en torno a las 800, que de buen seguro aumentarán en los próximos días.

¿Porqué se elige Cádiz para celebrar el 33º Congreso Nacional de la ANESM?

Desde su creación, la ANESM ha procurado llevar este encuentro científico a diferentes puntos de la geografía estatal. El año pasado fuimos agraciados con la amabilidad y hospitalidad que nos brindó la ciudad de Burgos, situación que esperamos que se repita nuevamente en la capital gaditana. Andalucía necesita que sea reconocida la especialidad como categoría por el Servicio Andaluz de Salud, entendiendo que solo así se fortalecerá la calidad del servicio que se presta en la red asistencial del área de salud mental. Y es esta idea la que no solo queremos hacer pública nuevamente, sino que intentaremos hacérsela llegar a los representantes de los órganos de gobierno autonómicos.

¿Qué formación necesita un enfermero para dedicarse a esta parcela?

El reconocimiento de la creación de la categoría y la definición de los puestos de trabajo de las enfermeras especialistas es fundamental, no solo para los profesionales, sino para los propios usuarios de la red asistencial de salud mental. A esto debemos agregar la necesidad de acometer un estudio riguroso del número de plazas de enfermera interna residente (EIR) que cada año son convocados estatalmente, y que deberían ajustarse a las necesidades de un mercado que no conviene saturar, gestionando con lógica los recursos materiales y humanos con los que contamos en el campo sociosanitario. Igualmente, consideramos obligado auditar las unidades multiprofesionales para garantizar la adquisición de las competencias recogidas dentro del plan formativo establecido por ley.

Rafael Campos con el presidente de la ANESM y organizadores del Congreso.

¿Qué retos afrontará en los próximos años la Enfermería en Salud Mental?

A mediados de la década de los setenta del siglo XX se gestó la reforma psiquiátrica, lo que supuso un considerable avance en el trabajo con las personas usuarias de los servicios de salud mental y con familiares. Desde esta Asociación enfermera tenemos siempre presente que no todo está concluido. Es preciso una continua adaptación a las nuevas necesidades de una sociedad en constante cambio, buscando la excelencia profesional en nuestros cuidados con el usuario. En consonancia con esta nueva realidad, las enfermeras de salud mental están disponiendo nuevos entornos para los cuidados orientados a la comunidad, en la que se dan nuevas formas de participación hacia las que se debe seguir avanzando junto con los usuarios. Es por ello que desde la organización que presido se lleva demandando a las autoridades competentes que faciliten el reconocimiento definitivo de la “categoría de enfermera de salud mental” en el catálogo de puestos de trabajo, creando así la “necesaria” uniformidad en el territorio español. Piense, por ejemplo, que en Andalucía se lleva más de 17 años formando enfermeras especialistas en salud mental que luego no se contratan para beneficio de los propios servicios que las han formado. Esto es un verdadero fraude al Servicio Público y a la población.

Una de las ponencias versará sobre la adaptación de ese servicio a las nuevas exigencias de la sociedad, ¿Qué aspectos se van a tratar en este apartado?

El Congreso que se desarrollará en Cádiz pretende dar a conocer cuáles son las actividades que las enfermeras de salud mental desarrollan en los diferentes dispositivos de la red asistencial, además de ser germen de las directrices a seguir para solventar las situaciones generales, y en ocasiones particulares, a las que nos enfrentamos. La proliferación de injerencias profesionales y no profesionales en el campo competencial de la Enfermería ha dificultado que el producto enfermero, lo que algunos autores han denominado “marca enfermera”, tenga la consideración y valoración social e institucional que le corresponde. Urge concienciar al colectivo de la necesidad de reforzar la profesión aportando valor añadido al trabajo diario de los profesionales de los cuidados, además de emprender una estrategia conjunta, desde ámbitos como el universitario, el asociativo, el colegial y el sindical, en pro de ésta, que aporte solidez, demanda y reconocimiento a la disciplina enfermera. Y es esta robustez la que nos puede permitir dar respuesta a las necesidades que plantea una sociedad en constante movimiento que precisa de profesionales sanitarios que se adaptan a sus demandas. Pilar Arroyo impartirá una ponencia con el título de «Los valores enfermeros y los nuevos tiempos en salud mental», a la que se le unirán otros dos temas altamente novedosos como son «El trabajo con familias en las que existe un progenitor psicótico durante la etapa de crianza de los hijos», a cargo de la enfermera granadina, Carmen Valenzuela y el «Empoderamiento y seguimiento en red de los cuidados mediante App Móviles» sobre lo que disertará Julián Salgado.

Ya se ha cerrado el plazo para presentación de comunicaciones, pósters y trabajos de investigación, ¿Cómo ha sido la participación?

Podemos adelantar que se han recibido gran número de comunicaciones en modalidad póster y en modalidad oral, superando las previsiones. Actualmente rondamos en torno a los 750 trabajos, de los que muchos de ellos son inéditos. Esto, realmente es lo que nos anima a seguir por el camino que emprendimos hace 33 años, porque es un resultado muy positivo de la evolución de la profesión enfermera en España.

No quiero terminar mis palabras sin agradecer muy sinceramente el apoyo recibido por el Colegio de Enfermería de Cádiz, y su Junta de Gobierno, representada tan dignamente por su Presidente, Rafael Campos.

Muchas gracias a todos.