Identificación

Certificado de Cuotas de 2022

Colegiados de Honor 2023

    Aula Virtual

 Red Gaditana de      Cooperación

Dos años de pandemia en Andalucía: La labor esencial de Enfermería en época de COVID-19

Hoy, 8 de marzo, en el Día de San Juan de Dios, patrón de la profesión enfermera, los Colegios andaluces de Enfermería quieren recordar la importancia del rol que desempeñan las enfermeras, hoy y siempre

El 10 de marzo de 2020 la OMS declaró el brote de coronavirus como una pandemia global. Un contexto en el que la profesión enfermera ha estado y continúa estando muy presente. Su contribución ha sido vital para combatir el virus. Han sido protagonistas en las noticias y en las redes sociales, destacando su papel esencial en la actual crisis sanitaria

El impacto de la pandemia en el papel de la enfermería ha englobado cambios en la rutina de la asistencia, mayor adhesión y comprensión de la importancia y necesidad de disponibilidad de equipamientos de protección individual adecuados, así como intensificación de otras medidas preventivas de infección ocupacional.

La pandemia cogió por sorpresa a toda España y, por ende, a las comunidades autónomas. Hace poco más de dos años que el coronavirus llegaba a Andalucía. Se iniciaba un desafío mundial protagonizado por un virus que ha provocado un cambio en el estilo de vida de toda la humanidad. Una suma de 24 meses difíciles y complejos en los que se han desatado seis olas temporales de la enfermedad, más de un millón de contagios y cerca de 12.000 fallecidos en nuestra región.

Hace dos años, el 26 de febrero de 2020, la Consejería de Salud y Familias confirmó el primer caso de coronavirus detectado en Andalucía en un paciente ingresado en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla. Se trataba del primer infectado por transmisión comunitaria en España, el primer contagiado no procedente de los lugares donde la enfermedad empezaba a crecer.


Por su parte, el Instituto de Estadística de Andalucía divide en un cómputo de seis periodos los dos años de pandemia. En el verano de 2020 la variante Ómicron disparó los positivos, si bien su virulencia no fue potente y se topó con un exitoso proceso de vacunación, iniciado los últimos días del año. Y, precisamente, es en el actual, la sexta ola que arranca a mediados de octubre de 2021, en el que más se contrajo el virus.

Un contexto en el que las enfermeras han sido capaces de reinventar el sistema sanitario para dar respuesta a esta emergencia social y sanitaria, liderando la implementación de todos los procesos y circuitos con generosidad y absoluta entrega. “Enfermería ha sabido innovar para garantizar todos los cuidados profesionales que requerían las personas con COVID-19 y sus familias, que han vivido angustiadas los procesos asociados a la enfermedad en las personas más queridas sin poder estar a su lado. A pesar de los cambios constantes de protocolos, nuestros profesionales han sabido gestionar los cambios en todas las unidades, haciendo fácil lo difícil, y una vez más, estando al lado de las personas que necesitan de nuestros cuidados, de nuestro apoyo, y de nuestro acompañamiento hasta la despedida final” ha argumentado José Miguel Carrasco, presidente de las 43.000 enfermeras de Andalucía.

Por eso hoy, con motivo del Día de San Juan de Dios, patrón de la enfermería queremos reconocer el importante rol que desempeñan las enfermeras andaluzas a favor de la protección de la salud de la población.


La esperanza de la vacunación
Y desde entonces, Enfermería ha liderado una batalla contrarreloj, donde hasta los hospitales crearon camas UCI en los propios espacios de cafetería. Fue a finales de diciembre de 2020 cuando las enfermeras comenzaban a administrar las primeras vacunas. Desde esa fecha, los nombres de AstraZeneca, Pfizer y Moderna se hicieron comunes en las conversaciones del ciudadano. Los mayores en residencias, el personal que les atiende y los profesionales sanitarios fueron la prioridad. A partir de ahí, el resto de los ciudadanos de mayor a menor edad, y mientras tanto, volverían nuevas olas y, en consecuencia, un esfuerzo continuo por parte de Enfermería.


En primera línea
En marzo de 2020, las enfermeras de Andalucía se coordinaron al unísono para dar un paso adelante, colocándose en una innegable primera línea para combatir la propagación de COVID-19. “La enfermería ha aportado calidad y calidez en la restauración y mantenimiento de la salud de las personas. Han sido ejemplo de integralidad, trabajando con una visión centrada en el bienestar de las personas independientemente de los recursos existentes”.

Desde entonces, la profesión ha asumido responsabilidades vitales para la salud pública, desde brindar atención y cuidados directos a pacientes hospitalizados/UCI hasta participar activamente en otras intervenciones a gran escala como viene siendo la campaña de vacunación masiva sin precedentes en nuestro país. “Enfermería ha demostrado su eficacia y profesionalidad como equipos líderes, siendo ejemplo de entrega absoluta y dedicación aportando su conocimiento, experiencia y competencia” ha explicado José Miguel.


Además, la profesión viene jugando un papel fundamental en la detección del COVID-19, el seguimiento y cuidados de los pacientes, también en la investigación del Sars-Cov-19, y en una de sus piezas clave de trabajo, la prevención con la administración de la vacuna frente al Covid-19. “Todas estas actividades, que surgen para dar respuesta a la pandemia, se están llevando a cabo en paralelo a las actuaciones habituales que realiza la enfermería como viene siendo la atención a crónicos, visitas en domicilios o los planes de cuidados”.


“Por ello, hoy, con motivo del Día San Juan de Dios, patrón de la enfermería, desde el Consejo Andaluz de Enfermería (CAE) queremos trasladar el orgullo de representar a unos profesionales comprometidos con la protección de la salud y la mejora de la calidad de vida de las personas, a pesar de los evidentes riesgos reales que corren” ha detallado Carrasco. “Gracias a todos los profesionales de enfermería, la profesión más numerosa y pieza fundamental del sistema sanitario”.


Impacto de la pandemia en el rol de enfermería
El impacto de la pandemia en el papel de la enfermería ha englobado importantes cambios en la rutina de la asistencia, además de una mayor adhesión y comprensión de la importancia y necesidad de disponibilidad de equipamientos de protección individual adecuados, así como intensificación de otras medidas preventivas de infección ocupacional.


Así, desde la llegada del COVID-19, situó al papel de la enfermería en un reconocimiento más evidente para la sociedad, siendo una profesión reconocida como fuerza de respuesta fundamental para combatir esta pandemia. “La actual crisis sanitaria ha sido uno de los desafíos más grandes a los que la profesión se ha enfrentado. Un contexto que nos ha obligado a adaptarnos a las nuevas directrices y condiciones, con el objetivo de prestar el cuidado necesario a la población con dedicación, respeto y coraje” ha explicado José Miguel Carrasco, presidente del CAE.