Identificación

Certificado de Cuotas de 2022

    Aula Virtual

 Red Gaditana de      Cooperación

Video.- La Unidad de Rehabilitación cardíaca del Hospital de Puerto Real muestra sus excelentes resultados por el Día Mundial del Corazón

En apenas dos años desde su puesta en marcha ha conseguido el reconocimiento de las asociaciones de pacientes y reducir considerablemente el número de ingresos hospitalarios

Ver video

Los centros del Sistema Sanitario Público de Andalucía en la provincia de Cádiz se han sumado este jueves a la conmemoración del Día Mundial del Corazón que se celebra este año bajo el lema ‘Usa el corazón para cada corazón’ y en el que se pone de manifiesto la importancia del abordaje de las enfermedades cardiovasculares desde un punto de vista global. Así, los centros sanitarios han organizado varias actividades durante la jornada.

Los infartos de miocardio y los accidentes cerebro vasculares provocan más de 17 millones de muertes al año. Un elevado porcentaje de estas muertes son prematuras y ocurren antes de los 70 años, tal y como ha indicado en una nota la Junta de Andalucía.

El Hospital Universitario de Puerto Real organizó ayer una jornada, inaugurada por la delegada territorial de Salud y Consumo, Eva Pajares, y el gerente del centro, José Luis Guijarro, bajo el título ‘Un mundo, un hogar, un corazón’, que ha incluido charlas de profesionales sobre la Rehabilitación Cardiaca, la experiencia de varios pacientes de esta unidad, un desayuno cardiosaludable, la presencia de las asociaciones de pacientes cardiológicos (ACAP y Corazón sin fronteras) y mesas de control de factores de riesgo cardiovascular y hábitos saludables. Más de cien pacientes han participado en esta iniciativa.

El enfermero, Joaquín Braojos, en un momento de su intervención.

La Unidad de Rehabilitacion cardíaca del Hospital Universitario de Puerto Real entró en funcionamiento en plena pandemia, en mayo de 2020, y los resultados hablan por sí solos y por boca de los pacientes que llevaban tiempo solicitando su puesta en marcha. El servicio está compuesto por un equipo multidisciplinar: el jefe de la unidad es Eduardo Martínez, cardiólogo; Inmaculada Pérez es rehabilitadora; María José Griñolo, fisioterapeuta; Rebeca Pérez, auxiliar de Enfermería; la colaboración de la también cardióloga Miriam Martín y, por supuesto, un enfermero, que es el encargado de liderar la consulta de rehabilitación y de hacer el seguimiento a los pacientes. A este equipo se suman, si es necesario, otros profesionales como endocrinos, psicólogos y trabajadores Sociales.

Este recurso cuenta con un programa de atención multidisciplinar que comprende una valoración cardiológica previa, en la que evalúa el riesgo del paciente, así como el desarrollo de un plan de rehabilitación individualizado. Dicho plan incluye, entre otros elementos, un programa de ejercicio físico y la educación del paciente orientada hacia el control de los diversos factores de riesgo vascular, como son el tabaquismo, obesidad, hábitos dietéticos y de actividad física o el control del estrés.

Joaquín Braojos es el enfermero responsable de esta consulta y explica que las guías de práctica clínica recomiendan que los pacientes con insuficiencia cardíaca, en ausencia de contraindicaciones o limitaciones para realizar ejercicio físico, deben ser derivados para realizar un programa de Rehabilitación Cardíaca: «Tras su puesta en marcha hemos constatado una reducción significativa de la mortalidad global, de la mortalidad cardiovascular y de la necesidad de hospitalización por insuficiencia cardíaca o reingresos hospitalarios, influyendo tanto en un mejor pronóstico de los pacientes como en su calidad de vida».

La Unidad también es impulsora de la implementación de la Guía RNAO para «Integrar las intervenciones relacionadas con el consumo del tabaco en la práctica diaria». Gracias a la aplicación de estas recomendaciones se ha conseguido captar a un mayor número de pacientes para iniciar el programa de deshabituación tabáquica y su recuperación.