Identificación

Usted no ha entrado en

Certificado de Cuotas de 2018

    Aula Virtual

 Red Gaditana de      Cooperación

Lleno absoluto en el Colegio de Enfermería para la conferencia de Antonio Álvarez del Pino sobre el Cristo de la Buena Muerte

El pintor realizó un estudio anatómico de esta joya escultórica de Cádiz del siglo XVII, de autor desconocido

El salón de actos del Colegio de Enfermería de Cádiz se llenó por completo de público para escuchar la conferencia del pintor gaditano, Antonio Álvarez del Pino, con el título “Un estudio anatómico sobre el Cristo de la Buena Muerte”. De esta manera, el Área del Jubilado del Colegio provincial contaba por tercera vez, dentro de su programa cultural, con la colaboración de este joven artista, que cada vez arrastra más seguidores por la extraordinaria calidad de sus ponencias.

El presidente del Colegio de Enfermería, Rafael Campos, manifestó que en esta conferencia  confluían dos disciplinas aparentemente dispares como el arte y la ciencia, teniendo como foco a una joya escultórica del siglo XVII, y en un momento propicio para ello “cuando apenas restan unos pocos días para vivir una de las expresiones culturales más arraigadas en Andalucía como es la Semana Santa”. Campos recordó que la Enfermería también es un arte además de una ciencia, “el maravilloso arte de cuidar a los demás” y que al igual que un pintor o un escultor “necesitamos de una tremenda sensibilidad para ver más allá de una imagen, un objeto, una persona o un lienzo”.

El encargado de presentar a Antonio Álvarez del Pino fue el profesor Titular de Traumatología de la Universidad de Cádiz, José Sueiro. El acto también contó con la presencia del hermano mayor de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Buena Muerte y María Santísima del Mayor Dolor, José Joaquín Fernández Portela, quien mostró su agradecimiento al Colegio por escoger este tema para la conferencia, “lo que nos permitirá conocer un poco más de la talla que veneramos en San Agustín”.

El pintor obsequió al Colegio con uno de los dibujos de la exposición.

Antonio Álvarez del Pino diseccionó, palmo a palmo, y con absoluto rigor anatómico, cada una de las partes del cuerpo de la talla, y aseguró que era la primera vez “que se ofrecía esta visión del Señor”. El pintor demostró lo que ya se sabía, que la talla es anatómicamente perfecta y que la persona que lo hizo tenía un conocimiento exhaustivo del cuerpo humano. En este sentido, apuntó que “no sobra ningún golpe de gubia, todo tiene un sentido y una razón de ser, y además aderezado con una extraordinaria belleza”.

Una vez finalizada la conferencia, el pintor quiso tener un detalle especial hacia el Colegio de Enfermería, el presentador y la Cofradía de la Buena Muerte, obsequiándolos con tres de los dibujos que ha realizado para la exposición titulada “El Cuerpo de Cristo” y que puede visitarse en el Colegio los días 15, 16, 19, 20 y 21 de marzo, en horario de 18 a 20 horas.

Share