I Coloquio sobre Juan de Dios y la reforma de la Enfermería


Identificación

Certificado de Cuotas de 2020

    Aula Virtual

 Red Gaditana de      Cooperación

El Colegio de Enfermería de Cádiz celebra la aprobación de la norma que reconoce la Covid-19 como enfermedad profesional

La medida, aprobada ayer en el Consejo de Ministros, responde a la reclamación efectuada desde hace 11 meses por los Colegios de Enfermería y afecta tanto a la retribución como a la duración de la protección.

En las enfermedades profesionales la protección es durante toda la vida lo que, en el caso de la Covid-19, es clave puesto que aún se desconocen sus secuelas a medio y largo plazo. Además, el carácter retroactivo de esta norma, es fundamental ya que incluye a los profesionales sanitarios que se infectaron durante la primera ola y que, en el caso de los enfermeros, supera los 80.000 y de éstos hay que lamentar el fallecimiento de 10, cuatro de ellos en Andalucía.

El Consejo de Ministros ha aprobado un decreto que reconoce la Covid-19 como enfermedad profesional para los sanitarios. Esta medida, que el Consejo General de Colegios de Enfermería lleva reclamando desde hace meses, ha sido valorada positivamente por este colegio provincial, así como su carácter retroactivo ante las gravísimas consecuencias que tienen y pueden tener en el futuro de los profesionales sanitarios que hayan contraído esta enfermedad, que en el caso de los enfermeros, supera los 80.000 a nivel nacional y de éstos hay que lamentar el fallecimiento de 10, cuatro de ellos en Andalucía.

En opinión del presidente del Colegio de Enfermería de Cádiz, Rafael Campos, con ello se viene a saldar una mínima parte de la inmensa deuda que el gobierno tiene con los profesionales sanitarios “que no han escatimado esfuerzo alguno mientras que no disponían ni tan siquiera de medidas de protección ni de recursos necesarios para poder hacer su trabajo con un mínimo de seguridad”. Esta nueva normativa, viene a paliar una parte del problema, “pero no hay que olvidar en modo alguno, que el verdadero problema y sus consecuencias lo siguen teniendo los profesionales contagiados”. 

Diferencias entre enfermedad común y profesional

Las consecuencias de que una enfermedad deje de ser considerada común para adquirir el rango de profesional son muy importantes, tanto por las prestaciones económicas que recibe, en este caso, el sanitario, como por el alcance de la protección y como subraya el presidente de los 8.200 enfermeros gaditanos, por las secuelas que puede acarrear, de ahí que esa protección en el tiempo sea fundamental. El cambio también afecta a la parte retributiva ya que implica el que no haya una disminución económica en el caso de que tenga que acogerse a una incapacidad temporal bien a futuro bien en el momento en el que se contrae la enfermedad.

Además, en la enfermedad común no se percibe retribución alguna durante los tres primeros días de la baja, se recibe el 60% de la base reguladora de la nómina entre

 el cuarto día y el vigésimo y pasa al 75% a partir de ese momento. Sin embargo, en la enfermedad profesional se percibe el 75% desde el primer día y, por tanto, es muy favorable también a nivel retributivo para los enfermeros.

Cobertura

La norma aprobada no sólo contempla a enfermeros y médicos sino también a otros profesionales que en su día a día se ven expuestos a esta infección por su cercanía o contacto con los pacientes como el personal sociosanitario o los celadores, según indicaron ayer en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. Aspecto que también ha sido aplaudido por Rafael Campos ya que “era obvio que enfermeros y médicos íbamos a entrar en la norma, puesto que somos grupos claramente expuestos a la Covid-19, pero es de merecido reconocimiento que también hay otros profesionales que han podido contagiarse, por ello, creemos que es un gran avance el que estos sean incluidos en la misma”.

En esto momentos, 15.722 profesionales sanitarios y sociosanitarios andaluces se han infectados y el 16,9% del total de estos profesionales, 2.650, son enfermeros.

En Cádiz, hasta finales de enero, desde que comenzó la pandemia, 1.379 sanitarios han contraído la enfermedad y hay que lamentar cinco fallecimientos.

Share