I Coloquio sobre Juan de Dios y la reforma de la Enfermería


Identificación

Certificado de Cuotas de 2020

    Aula Virtual

 Red Gaditana de      Cooperación

Los Colegios de Enfermería y de Médicos de Cádiz reciben el XVI Premio ‘Gaditano de Ley’

El presidente del Colegio de Enfermería y el de Médicos de Cádiz portan las medallas de plata y los diplomas conmemorativos,

‘Ser de Ley’ implica honestidad y compromiso con el prójimo. La pandemia por la Covid-19 ha demostrado que la valía de nuestro sistema sanitario se sustenta en el trabajo realizado por los profesionales de la salud que han desarrollado una extraordinaria labor en el ejercicio de atención a los cuidados. Desde este viernes nuestros enfermeros y médicos de Cádiz son ‘Gaditanos de Ley’, un reconocimiento que realiza el Ateneo de la provincia gaditana para honrar el esfuerzo, la dedicación y la valerosidad de todos ellos.

La entrega del XVI premio Gaditano tuvo lugar el pasado viernes 11 de junio en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Cádiz, ante una reducida asistencia de personas debido a las restricciones correspondientes por la pandemia. Presidieron el acto el presidente del Ateneo, José Almenara, el secretario, Antonio Ares y el concejal del Ayuntamiento de Cádiz, Francisco Miguel Cano quiénes estuvieron acompañados en la mesa los homenajeados: el presidente del Colegio de Enfermería de Cádiz, Rafael Campos y el presidente del Colegio de Médicos de Cádiz, Juan Antonio Repetto.

Para el presidente del Ateneo, los profesionales sanitarios son los héroes de esta pandemia “pero es necesario añadir que la sanidad pública la componen personas y no héroes, con conductas heroicas, seres humanos valerosos y que con una labor poco premiada”. En palabras de su presidente, con este premio, el Ateneo pretende honrar el esfuerzo, la dedicación y valerosidad de miles de enfermeros y médicos, recordando que en estos momentos de pandemia “queda demostrado que nuestro sistema sanitario, tan vanagloriado, se sustenta sobre el esfuerzo de sus profesionales que con riesgo incluso de sus vidas han sabido estar a la altura de una sociedad que les debes reconocer sin paliativos el tesón y la entrega que han demostrado sin pedir nada a cambio”.

Los encargados del Laudatio a los homenajeados fueron Pilar Martínez y Santiago de los Reyes, quiénes realizaron un balance de estos 15 meses de pandemia “que ha puesto de manifiesto las carencias de nuestro sistema sanitario, ha hecho más evidente que nunca la falta de materiales y ha puesto a relucir que lo más valioso del sistema son las personas que trabajan en él sin descanso dejando su salud en beneficio de los demás”.  

Tras el Laudatio intervinieron los homenajeados, por una parte, el presidente del Colegio de Enfermería de Cádiz, Rafael Campos, quién quiso, en primer lugar, enviar un fuerte y cariñoso abrazo a todos los que han perdido a algún familiar, amigo o ser querido a lo largo de terrible pandemia. Para el presidente de los más de 8.500 enfermeros gaditanos, este reconocimiento tiene un valor especial, “porque entendemos que aquellos que conviven con el arte y con las letras, gozan de una especial sensibilidad para distinguir lo puro, lo que tiene esencia, de lo falso, de lo adulterado. Saben encontrar la diferencia entre lo que es de ley y lo que no es”.  En este sentido, recordó que “la Enfermería es una profesión limpia, pura, auténtica, sincera, verdadera…, Cuidar del bien más preciado que tienen las personas, su salud, no podría hacerse si no se fuera de esa manera”.

Para Campos, la concesión de este galardón, se extiende más allá de los 8.600 colegiados de la provincia, e incluso de los casi 260.000 enfermeros que hay en España. Es extensivo a los 28 millones de enfermeras y enfermeros del mundo. Porque con este reconocimiento “están distinguiendo a una profesión que es universal, como las personas, como su salud, como su vida… Allá donde haya una persona, tiene que haber una enfermera”. Una distinción que no sólo reconoce la labor, el sacrificio, el corazón y la generosidad, de enfermeros y médicos sino de todos los profesionales sanitarios, aseveró.

Finalmente, Rafael Campos apeló a la necesidad de dotar al sistema sanitario de los recursos que necesita: especialmente de profesionales, ”de no ser así, las enfermeras y enfermeros volveríamos a salir al paso de la necesidad que surja, pero se habrá perdido un tiempo insustituible que repercutirá, sin duda, en el nivel de salud y las vidas de los ciudadanos de este país”.

Por su parte, el presidente del Colegio de Médicos de Cádiz, en su intervención realizó un símil entre la actuación heroica de los sanitarios durante esta pandemia con respecto a la valentía y buena disposición igualmente demostrada ante La Explosión de Cádiz de 1947, una catástrofe en la que la detonación de un polvorín de la Armada que se cobró la vida de más de 150 personas y que dejó heridas a unas cinco mil más. Actuación por la que los Colegios de Enfermería y Médicos de Cádiz recibieron la Gran Cruz de la Orden Civil de Sanidad y el título de excelentísimo.

Asimismo, Juan Antonio Repetto quiso recordar que esta pandemia ha azotado con especial crueldad a la familia sanitaria “quiénes mostrando un comportamiento ejemplar han antepuesto su vida y la de sus familiares en un evidente riesgo”.

Ante la entrega de este reconocimiento, Repetto quiso mostrar sus reivindicaciones y recordar que la atención primaria se encuentra desbordada y nuestros médicos deciden llevar su ejercicio profesional a otras tierras en las que se le reconoce con mejores condiciones laborales y profesionales por lo que exigió “más monumentos vivos a la consideración social y dignificación profesional”.

En la ceremonia de este solemne acto, se ha querido reconocer el mérito al conjunto de todos los profesionales que han estado, están y estarán por encima de ideologías y connotaciones políticas. Y para los que el bienestar de la sociedad es el objetivo fundamental de su compromiso vocacional.

 

 

 

Share