Identificación

Usted no ha entrado en

    Aula Virtual

 Red Gaditana de      Cooperación

Un enfermero gaditano se traslada al Chad, uno de los países más pobres del mundo, para prestar ayuda en materia sanitaria y formativa

Enrique Roble junto a Rafael Campos y Manuel Cano antes de partir al Chad.

El Chad, en el epicentro de África, se encuentra desde hace décadas entre los cinco países más pobres del mundo. La frágil situación política y económica de este país desertificado casi en su totalidad, azotado constantemente por sequías, sin abastecimiento de agua potable para la inmensa mayoría de la población y con un severo problema de aguas residuales y basuras ocasionan condiciones de polución e insalubridad que se traducen en el desarrollo de innumerables enfermedades infecciosas.

Conocedor de esta situación, el enfermero gaditano, Enrique Robles decidió emprender su primera aventura solidaria con el objetivo de “poder prestar asistencia sanitaria y ofrecer talleres de formación a la población”. Viaja junto a un junto a un compañero, residente en cardiología del Hospital Universitario Puerta del Mar, y lo hacen a través de la Asociación Andaluza de Cooperación Sanitaria (AASC).

La estancia de Robles en este país no es baladí, serán 30 los días que permanecerá entregado tanto a la población como a los refugiados que acoge el Chad, desde el 9 de abril al 10 de mayo; “me gustaría dejar allí todo lo que sé y traerme mucho de esta experiencia”.

Admirable la labor de este enfermero como de otros tantos cooperantes a los que esta experiencia le supone un coste económico y a pesar de ello se trasladan a países en vías de desarrollo para mejorar la calidad de atención de la salud de las poblaciones. Es por ello que desde el Colegio de Enfermería de Cádiz, en Junta de Gobierno, se acordó conceder ayudas destinadas a paliar parte de los gastos que tienen que asumir nuestros profesionales.

Desde el año 2011, la AASC colabora con la ONG ‘Misión y Desarrollo para Goundi’, en el Chad. En ese país el padre Gherardi, sacerdore jesuíta,  lleva más de 50 años, haciendo una gran labor social y humana. Entre otros logros ha construido dos hospitales, uno en el Sur del país, en Goundi y otro en la capital N´Djamena. La ONG ‘Misión y Desarrollo para Goundi’, trabaja desde hace más de 20 años, con el padre Gherardi y ha sido la gran impulsora de su desarrollo sanitario.

Share