Identificación

Certificado de Cuotas de 2019

    Aula Virtual

 Red Gaditana de      Cooperación

Entrevista a María José Sánchez: “Debemos conocer en qué consiste el mobbing, para poder reconocerlo y crear nuestras propias herramientas desde la prevención”

María José Sánchez es enfermera, trabaja en la Unidad de Reanimación Pulmonar del Hospital Puerta del Mar de Cádiz, y es una de las muchas enfermeras que han decidido continuar con su formación y dar pasos hacia su excelencia académica cursando un doctorado. El tema que ha elegido para su tesis es el mobbing y para su elaboración está realizando una amplia investigación sobre este fenómeno cuyo índice de prevalencia en la profesión es alto.

Para llevar a cabo su investigación solicita la colaboración de otros profesionales enfermeros a través de la realización de una breve encuesta: https://goo.gl/forms/Dcusy4OmcWcCkSwH3

 

¿Por qué decidió iniciar su doctorado?

Porque es el camino que tengo que seguir para seguir avanzando en mi profesión enfermera, ser doctora en enfermería es un gran reto personal y profesional.

¿De dónde procede la elección del tema de su tesis doctoral?

Estaba realizando un máster sobre investigación e innovación de cuidados en salud por la universidad de Cádiz, y tuvimos una clase de habilidades sociales donde se trató el mobbing, fue tan interesante que lo elegí como trabajo fin de máster, y seguidamente como tesis.

¿Es Enfermería una de las profesiones con alta prevalencia en mobbing?

Sí que lo es, entre un 10% al 17.22 % en España, aproximadamente una de cada cinco enfermeras participantes en estudios de mobbing, percibe hostigamiento en su puesto de trabajo.

¿Cómo puede identificar una persona que está siendo víctima de acoso laboral?

Posee 3 características esenciales a la hora de identificarlo: agresión que puede ser física o psicológica, de tipo negativo y repetitivo hacia una persona en su trabajo (amenazas, críticas directas e indirectas); victimización, incapacidad de la víctima de mobbing a defenderse de la agresión (baja autoestima, depresión); y, consecuencias, tanto físicas como psicológicas de tipo indeseable en la víctima(depresión, aislamiento, problemas familiares, suicidio).

¿Cuáles son las situaciones más frecuentes que sufren?

Se suelen encuadrar en cinco grupos, y están en relación con: limitar su comunicación: a la víctima se le niega el derecho a expresarse o a hacerse oír; limitar su contacto social: no se dirige la palabra a la víctima, procurando además que nadie lo haga; desprestigiar su persona ante sus compañeros: bromas y burlas sobre la víctima, su familia, orígenes, antecedentes y entorno; desacreditar su capacidad profesional y laboral: se asigna a la víctima tareas muy por debajo o muy por encima de su capacidad, o no se le permite hacer nada, se le critican los más mínimos errores o defectos, se desprecia su trabajo y sus capacidades profesionales;comprometer su salud: aparte de ataques directos, el mero sometimiento a un régimen de acoso psicológico ya tiene efectos negativos, psicológicos y psicosomáticos, en la víctima.

¿Cuánto tiempo tiene que transcurrir para poder considerar que se trata de una situación de mobbing?

Es un poco duro de decir, pero según varios autores, las acciones de hostigamiento deben de ser frecuentes y persistentes al menos una vez por semana, y a lo largo de un prolongado periodo, al menos durante seis meses.

Pero ha de sumarle el tiempo que tarda la víctima en darse cuenta de que está siendo victima de mobbing en su puesto de trabajo, y el tiempo que tarda en acudir en busca de ayuda especializada, puede pasar años de sufrimiento.

¿Cuál es el perfil del acosador?

Suele ser una persona mediocre que persigue, a quienes pueden hacerle sombra. El acosador suele ser un jefe con cargo de nivel intermedio con un carácter resentido y mediocre contra subordinados, necesitado de permanente adulación, paranoico, cuentabatallas, frustrado personalmente, envidioso, perverso, psicópata; y, en el caso de compañeros de trabajo, el conflicto viene dado por la competencia que se puede llegar a sostener con personas que desempeñan las mismas tareas en la empresa.

¿Y de la víctima?

Existen varios tipos: los brillantes cuyo carisma natural las convierte automáticamente en molestos; los que padecen algún impedimento o defecto físico; los vulnerables por su carácter depresivo; y, los mejor preparados, los eficaces y altamente trabajadores, que con su notable actividad ponen en evidencia al resto (en especial a los zánganos).

¿Cuáles son los pasos que debe seguir la persona que crea que está siendo sometida a acoso laboral?

Lo primero, ponerse en manos de un psicólogo especializado en temas de acoso, y pensar en denunciar.

Mantener la calma, confeccionar un pequeño registro o diario escrito donde debe ir anotando todos los detalles e incidencias de la persecución: día, hora en que ocurrió el acoso, características del mismo y testigos presenciales, si los hay. Anotar todo con la máxima precisión posible, incluso pequeños detalles que crea sin importancia. En cuanto a los compañeros presentes durante los hechos, no se haga muchas ilusiones en el caso de que les cite como testigos; el miedo y el temor a la pérdida del puesto de trabajo, puede motivar grandes decepciones en este aspecto.

¿Cuáles son las consecuencias que sufre la persona acosada en cuanto a su entorno laboral, familiar y social? ¿Qué problemas genera?

La persona acosada pasa por dos fases: fase depresiva y fase de estrés-ansiedad.

La fase depresiva, sus síntomas son muy parecidos a los de desgaste profesional: cansancio emocional, desesperanza, aparición de actitudes negativas hacia el trabajo y la vida, absentismo laboral, pérdida de apetito sexual y una evidente sensación de pánico, que aparece a medida que se acerca la hora de entrada al trabajo. La fase de estrés-ansiedad, reviste las mismas características de cualquier estrés de origen traumático: irritabilidad, pesadillas relacionadas con el trabajo y búsqueda de las situaciones de soledad y aislamiento.

Finalmente, no podemos ocultar la complicación más grave en la persona afectada por mobbing: el suicidio. Este grave riesgo se acrecienta en profesionales cualificados y con importantes retribuciones en sus trabajos.

En lo que afecta a la vida personal y familiar, los efectos son devastadores, porque el acosado traslada su sufrimiento a familiares, amigos y personas que le rodean. La irritación, la creciente agresividad y el despego familiar provocan rupturas conyugales o de pareja y el abandono paulatino de familiares y amigos. Y como consecuencia, el acosado lo ha perdido todo, hasta el trabajo, sumergiéndose en la peor de las soledades.

¿Qué dificultades de apoyo suele encontrar la persona acosada?

Todas las dificultades posibles, pues el acosador ya se habrá encargado de desprestigiarla, y nadie la creerá; desde sus compañeros a su propia familia, la harán pensar que está obsesionada que se lo ha inventado, que está loca, que es mala persona, y no hace nadie bien, como si se lo hubiera buscado.

¿Qué dice la Legislación Española sobre el acoso moral?

 

Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal desde el art. 173, nos dicen: El que infligiera a otra persona un trato degradante, menoscabando gravemente su integridad moral, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años.

Con la misma pena serán castigados los que, en el ámbito de cualquier relación laboral o funcionarial y prevaliéndose de su relación de superioridad, realicen contra otro de forma reiterada actos hostiles o humillantes que, sin llegar a constituir trato degradante, supongan grave acoso contra la víctima.

¿Qué se puede hacer desde Enfermería?

Prevenir, prevenir y prevenir.

Debemos conocer en qué consiste el mobbing, para poder reconocerlo y poder crear nuestras propias herramientas para luchar y no entrar en la espiral de deterioro personal en la que nos podríamos ver metidos.

María José Sánchez

¿Y si ya hemos sufrido mobbing?

El primer objetivo será recuperarnos física y emocionalmente. Aprenderemos a desconectar, a controlar nuestra ansiedad, a cargarnos de energía. Nos ilusionaremos con nuevos objetivos, sustituiremos los hábitos que nos impiden alcanzarlos, trabajaremos nuestra seguridad y nuestras habilidades emocionales…Analizaremos los cambios que vamos a realizar en el trabajo que tenemos en esos momentos.

La victima de mobbing, es una persona que ha sufrido acoso, no está enferma sino dañada, necesita apoyo, acompañamiento y reparación del daño causado por parte de la empresa que la contrata y del acosador ( que ha de responsabilizarse del daño o legalizarse mediante condena judicial).

Colabore participando en esta breve encuesta: https://goo.gl/forms/Dcusy4OmcWcCkSwH3

Share