Identificación

Certificado de Cuotas de 2021

    Aula Virtual

 Red Gaditana de      Cooperación

Video.- Las familias ya disponen de un espacio en el Parque Genovés donde recordar a sus bebés fallecidos

De izq. a dcha: Olga Paloma, Isabel Paredes, Rafael Campos, Eva Tubío, Rocío Sáez y Aroa Vaello.

A partir de la cesión, por parte del Ayuntamiento, de un ejemplar de Laurel de indias en el Parque Genovés, el Colegio de Enfermería de Cádiz quiso enriquecer el espacio con una escultura, por lo que se optó por una mariposa como símbolo internacional de esta causa

Ver video

“Lo mejor que puedes hacer es olvidarlo”. “Sois muy jóvenes, ya vendrán más”. Éstas son sólo algunas de las frases más recurrentes que retumban sin descanso en las sienes y en los corazones de tantas madres y padres que han padecido en sus carnes la pérdida de su bebé, ya sea durante el embarazo, el parto o poco después de nacer.

Frases que muchas veces se pronuncian con la mejor de las intenciones por parte de amigos y familiares e incluso de profesionales sanitarios, pero que menosprecian el dolor que la mujer o la pareja está viviendo y hacen que aún duela mucho más, porque no se da reconocimiento al embarazo ni al bebé que estaba en camino.

Todas las familias tienen grabado a fuego la fecha en la que perdieron a su ser querido. Una experiencia traumática que durante décadas no se ha sabido abordar desde las instituciones, por los profesionales sanitarios o desde el propio entorno familiar. Básicamente, es un problema social, de falta de sensibilización y de conocimientos.

Pero esta manera de afrontar el cuidado de las familias en duelo empezó a cambiar en 2019 gracias a un programa de Sensibilización que se desarrolló en noviembre de ese año en el que se abordó esta problemática y en el que participaron la Universidad de Cádiz, el Colegio de Enfermería de Cádiz y la Asociación de Duelo Perinatal ‘Matrioskas’. Las actividades programas entonces consistieron en un taller con el título Recuerdos tangibles, fotografías y aspectos legales ante la muerte perinatal que se llevó a cabo en el Colegio de Enfermería dirigido a enfermeros, matronas y otros profesionales sanitarios del área materno-infantil y una Jornada de Sensibilización ante la Muerte Gestacional y Neonatal, dirigido a la ciudadanía y profesionales sanitarios. Esta actividad que tuvo lugar en la Facultad de Enfermería y Fisioterapia de Cádiz se abrió con la exposición fotográfica de Norma Grau, Stilbirth: Bebés que nunca pudieron ser fotografiados. En esta Jornada se pudieron escuchar testimonios directos de las madres en duelo, experiencias contadas de primera mano por quienes se han tenido que enfrentar a un momento tan doloroso.

A la finalización de este programa, tanto el Colegio como la Universidad, la Delegación Territorial de Salud y la ‘Matrioskas’ sellaron su compromiso para seguir trabajando juntos para mejorar la atención a las familias. Un proyecto al que se fueron sumando administraciones como la Delegación Territorial de Salud y Familias y varios ayuntamientos de la provincia que se han ofrecido a colaborar de la manera que sea necesaria para apoyar a las familias y visibilizar la muerte gestacional y perinatal.

Fruto de esas alianzas, el Colegio de Enfermería inauguró el pasado 26 de julio, en el Parque Genovés, cerca del templete, un espacio y monumento para honrar la memoria de los bebés que fallecen durante la gestación o a los pocos días de nacer. A partir de la cesión, por parte del Ayuntamiento, de un ejemplar de Laurel de indias en el Parque Genovés, el órgano colegial quiso enriquecer el espacio con una escultura, por lo que se optó por una mariposa como símbolo internacional de esta causa. De este modo, la conexión entre las piedras blancas que contiene el alcorque del laurel, y la blancura y limpieza de la mariposa hacen que se convierta en un espacio del recuerdo más amable y reconfortante para las familias que han sufrido este tremendo dolor. La dirección artística del proyecto ha corrido a cargo de la diseñadora Arantxa Morales.

El acto, organizado por el Colegio provincial, contó con la asistencia del presidente, Rafael Campos, de la delegada territorial en funciones de la Consejería de Salud y Familias, Isabel Paredes; de la concejala de Salud del Ayuntamiento de Cádiz, Eva Tubío, la concejala de medioambiente, Rocío Sáez; la doctora enfermera, Olga Paloma; la presidenta de la Asociación Matrioskas, Aroa Vaello y decenas de familias que han experimentado este suceso tan doloroso.

Declaraciones

La matrona y presidenta de ‘Matrioskas’, Aroa Vaello, fue la primera en tomar la palabra para agradecer que se les dé voz y presencia a las familias porque “actos como éste nos ofrece la posibilidad de caminar en el sentido de la conciencia plena del duelo perinatal, de la mano de las familias, escuchando sus necesidades y haciéndolas reales con la ayuda de los profesionales, las instituciones y las leyes al respecto”.

La doctora enfermera Olga Paloma recordó por su parte que la Universidad de Cádiz lleva doce años trabajando en esta línea de investigación, a lo largo de los cuales se han llevado a cabo cinco proyectos subvencionados. En este sentido, recordó que “las familias no pierden semanas de gestación, pierden hijos y por eso es importante que la sociedad esté preparada para acoger este dolor y validarlo”.

A continuación, la delegada territorial en funciones de la Consejería de Salud y Familias, Isabel Paredes, recordó su primer contacto con el proyecto en las Jornadas de Sensibilización al Duelo Perinatal organizadas por la Universidad y el Colegio de Enfermería de Cádiz en noviembre de 2019. “Fue tanta la emoción de aquella tarde, que uno de los aspectos fundamentales de nuestro Plan de Humanización ha sido poner en valor esa necesidad de respaldar a las familias; queda mucho por hacer, pero se está avanzando bastante porque tenemos otra conciencia y otra visión de la situación”.

Foto de familia.

La concejala de Salud, Eva Tubío, subrayó que “el mejor homenaje que puede haber es caminar con el recuerdo presente, con el recuerdo transformado en esperanza, en lecturas, en aprendizaje”.

Por último, el presidente del Colegio de Enfermería, subrayó el compromiso de su institución con la humanización y sensibilización ante el abordaje de los casos de muerte perinatal y neonatal: “Desde hace unos años se han puesto en marcha medidas y actividades que contribuyen a paliar de forma importante la situación y eso nos anima a seguir trabajando en la misma dirección”.

Tras la lectura de un manifiesto y dos poemas por parte de madres y padres en duelo, se vivió un momento bastante emotivo al leer los nombres de los bebés fallecidos en el último año en la provincia de Cádiz.

La inauguración de este espacio estuvo acompañada por los músicos Elena Bablé y Juan Manuel Román, del grupo ‘Wild Mojarras’ que interpretaron varias canciones y una pieza para Oboe.

Cerró el acto el presidente del Colegio de Enfermería de Cádiz quien agradeció a todos su presencia y se comprometió a continuar trabajando en la misma línea y con los mismos compañeros de viaje.